Las personas, clave para crecer en situaciones de incertidumbre

La opinión de Inés Puertas, responsable de Formación y Calidad

Incertidumbre: falta de seguridad, de confianza o de certeza sobre algo, especialmente cuando crea inquietud.

En todas las empresas existen planes de contingencia, de aseguramiento del servicio, de prevención, de emergencia, en definitiva, planes B que se diseñan, se evalúan y se llevan a cabo siguiendo protocolos estrictos.

Pero, por lo general, muchos de estos planes carecen de lo más importante: haber sido creados en un momento de incertidumbre, de caos, en medio de una situación inesperada, inoportuna, sorprendente. Además, los planes son ejecutados por personas, que, a su vez, como la situación, son imprevisibles.

El componente humano es, por tanto, determinante en el éxito o fracaso del plan. Y, por eso, los planes deben definir de forma muy específica las funciones y labores de las personas que forman parte de un equipo.

¿Hay equipos que son garantía de éxito en crisis?

Sí, los hay. Son los equipos equilibrados en los que el líder, diseñador del plan B, debe conocer los puntos fuertes de las personas que van a intervenir, creando un grupo compuesto de mentes ágiles, frías, creativas, resistentes, metódicas y optimistas.

Los talentos ya existen en las personas, pero el líder debe identificarlos, potenciarlos y combinarlos de forma estratégica. De la sinergia de estas mentes depende que salgamos airosos en un momento de incertidumbre.

Esa combinación entre planes y personas ha sido el claro aliado de Stream Mobile durante la situación inesperada e inimaginable que nos acompaña desde marzo. La capacidad de adaptarse y reinventarse de la empresa sumada e impulsada por el talento de las personas que conforman nuestros equipos han dado lugar a un crecimiento sostenido que nos permite terminar el año liderando el sector.

Tras la experiencia de los últimos meses sabemos que los planes sobre el papel sirvieron como GPS y la improvisación “controlada” y llevada a cabo por las personas, guiadas de una forma estratégica, fueron la clave. El esfuerzo y el trabajo en equipo nos permitió ser optimistas y encontrar oportunidades y soluciones ágiles y creativas, canalizarlas y ponerlas en marcha de forma efectiva.

Superar esta situación tan imprevisible nos ha hecho salir de nuestra zona de confort y ser más fuertes consiguiendo crear nuevos procesos y PLANIFICAR UN NUEVO FUTURO.